Decora tu hogar con papel pintado ecológico para una vida más saludable

Papel pintado ecológico

La decoración de los espacios de nuestro hogar resulta indispensable para garantizar la comodidad y calidad de vida de todos los miembros de la familia. Dedicamos horas a elegir elementos decorativos y el mobiliario, pero invertimos poco tiempo en analizar el impacto negativo que puede llegar a tener algunas sustancias químicas como las presentes en determinadas pinturas.

Para llevar una vida más saludable no es necesario desechar los beneficios de la modernidad ni apartar a un lado los avances tecnológicos, solo es preciso aplicar pequeños cambios en nuestro estilo de vida y rutina cotidiana. El sector de la decoración es consciente de esto y también de su responsabilidad en la protección del medio ambiente.

Es por esta razón que los papeles pintados saludables han ganado terreno en la decoración doméstica, posicionándose como una alternativa interesante para contribuir con el cuidado de la calidad del aire que respiramos en el interior de nuestras viviendas. A continuación, te daremos más detalles sobre el papel pintado ecológico y sus ventajas más destacadas.

¿Qué es el papel pintado ecológico y en qué se diferencia de los papeles pintados tradicionales?

Se trata de un papel fabricado a partir de materias primas renovables, evitando el uso de derivados del petróleo y de una forma respetuosa con el medio ambiente. Esto implica que sea reciclable, compostable y no involucre el uso de tinturas tóxicas para la salud del ser humano ni del medio ambiente.

Decoración con papel pintado ecológico

El papel pintado tradicional, que no responde a ninguna normativa ecológica, puede incluir en su composición y proceso de fabricación algunos elementos que podrían tener cierto carácter nocivo, por ejemplo:

  • Adhesivos con componentes químicos causantes de alergias en personas sensibles.
  • Revestimientos plásticos de carácter volátil.
  • Formaldehído, el cual se utiliza para incrementar la estabilidad de los compuestos pero que tiene la desventaja de generar mucosidad y afecciones del sistema respiratorio.
  • Compuestos orgánicos de estaño, los cuales según su dosificación pueden resultar tóxicos y afectar al sistema inmune humano o la producción de hormonas, entre otros detalles.

Por su parte, el papel pintado ecológico se produce respondiendo a una normativa específica que garantiza, entre otros asuntos, la presencia de las siguientes características:

Componentes de origen vegetal

El papel pintado ecológico se caracteriza por ser vegano, es decir, por no contener en su composición ni incluir en su proceso de fabricación ningún elemento de origen animal o que haya sido testeado en animales. Se fabrica exclusivamente a partir de sustancias vegetales, aprovechando recursos renovables.

Compostable

Debido a su proceso de fabricación y los componentes, el papel ecológico tiene la capacidad de degradarse en composta. Las fibras vegetales resultan biodegradables en su totalidad, lo que implica un impacto reducido sobre la salud del medio ambiente, siendo un elemento que no ocasionará contaminación de lagos, ríos o mares en el futuro, una vez sea desechado.

Libre de conservantes

La pasta a partir de la cual se fabrica el papel pintado ecológico se elabora sin la intervención de conservantes químicos. Esto implica que no contiene fungicidas ni sustancias antibacterianas que puedan ser causantes de contaminación medioambiental. Por tanto, también son más seguras para su instalación en el interior de nuestros hogares.

Certificación forestal

Todos los papeles pintados que se consideran ecológicos deben responder a la normativa establecida por las autoridades competentes. En este contexto, uno de los certificados más importantes del sector es el que provee la FSC (Forest Stewardship Council), el cual acredita que la producción de madera para la elaboración de papel se ha gestionado respetando al ecosistema.

Proceso ecológico

Adicionalmente, todo el proceso de fabricación y también la eliminación de residuos posterior al proceso industrial, deben regirse por una filosofía de responsabilidad con el medio ambiente. Así mismo, ofrecer mecanismos de gestión de desecho a las personas que adquieran este tipo de papel pintado, por ejemplo, la opción de degradarse en compostas orgánicas.

Ventajas de incluir papel pintado ecológico en la decoración del hogar

Junto a las características propias del producto, también encontramos una serie de ventajas interesantes al elegir el papel pintado ecológico. La lista incluye, pero no se limita, a lo siguiente:

  • Aislamiento térmico, siendo materiales con la capacidad de conservar la temperatura interna de los espacios donde se instalan.
  • Baja inflamabilidad, ya que se fabrican a partir de fibras vegetales sin la presencia de derivados del petróleo altamente inflamables.
  • Capacidad de absorber el sonido, mejorando la acústica interna de las habitaciones y evitando el ingreso de ruidos del exterior.
  • Durabilidad superior a la media.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.