Rutas de senderismo en Málaga: planes para practicar deporte y perderse en la naturaleza

Ejercitarse, respirar aire puro, admirar paisajes casi mágicos llenos de un entorno natural inigualable. Hay muchos beneficios que puedes hacer al practicar senderismo, y si eso incluye recorrer los rincones naturales de Málaga, el atractivo aumenta.

Los senderos de Málaga sí que son fascinantes. El plan es practicar deporte mientras pasas por cascadas escondidas entre pinares. Y si te atreves, puedes escalar la cumbre más alta. 

Hay muchas opciones, elige la que más se adapte a tu resistencia física; de resistencia baja, media o alta.  Toma tus snacks, equipa tu mochila y no te olvides de llevar agua.

Rutas de senderismo de dificultad baja

Pinares de San Antón 

En el monte San Antón encontrarás dos pequeñas cumbres que apenas alcanzan los 500 metros de altitud. 

Esta ruta de senderismo es fácil, ya que puedes ir desde la playa. Mientras, aprecias las calles del pueblo. Lo que sigue será una pista en la montaña que te llevará a un mirador con vistas espectaculares de la bahía de Málaga. 

El panorama que admirarás de la capital, incluye también una parte del Parque Natural Montes de Málaga. 

El Torcal de Antequera

Este Torcal una vez estuvo bajo el mar. Ahora está a 1.300 metros de altitud. Y al practicar tu deporte preferido, verás los escenarios naturales muy bonitos de la provincia. 

Uno de los atractivos es un laberinto de roca que fue creado por el agua y el viento. Las rutas aquí son de fácil trayecto, tienen marcas verdes las de un kilómetro y medio. Mientras que las líneas amarillas marcan el trayecto de tres kilómetros.

Son especiales para hacer senderismo en familia, y a su vez descubrir las diferentes formas que simulan las rocas. Por ejemplo, el dinosaurio, la maceta o el camello.

Rutas de senderismo en Málaga de dificultad media

Puente El Saltillo 

Esta ruta de senderismo en Málaga consta de cuatro kilómetros. Te llevará hasta el puente colgante de El Saltillo. Y es de dificultad media porque hay tajos de gran altura. 

Si tienes vértigo, no es recomendable para ti, mucho menos para ir con niños. Las imágenes sí que valen la pena. Para evitar riesgos hay que irse bien preparados. 

Sierra de Almorchón 

Los alrededores de esta ruta te permitirán ejercitarte, mientras contemplas entornos como el embalse de El Chorro y el Caminito del Rey.

Incluye diez kilómetros de trayecto. Y lo mejor es la vista espectacular del enclave que rodea la Sierra del Almorchón. 

Pasarás por un viejo túnel. Luego, camino al río Guadalhorce y el mirador de las buitreras. La panorámica del Desfiladero de los Gaitanes la podrás ver si pasas por las pasarelas del Caminito del Rey.

Cascada de La Rejía

A las afueras de Tolox, un pueblo bonito con callejuelas y cuestas, hay lugares que valen la pena recorrer. 

Podrás ver la cascada de La Rejía, el salto más grande de la provincia. Es la oportunidad perfecta para tomar una fotografía. Esta ruta es refrescante y comprende 4 kilómetros de un bosquecillo de pinos y entornos rodeados de matorral mediterráneo.

El punto de partida es junto al Balneario de Tolox. Desde allí, el sendero avanza de forma paralela al río, dos kilómetros después se llega al Charco de la Virgen, un lugar perfecto para refrescarse. 

El reto de los senderistas: la cumbre de la provincia

La Maroma – Dificultad alta

Si eres un deportista experimentado, y constantemente practicas deportes de montaña, esta ruta te parecerá genial. Y aunque es un reto para muchos grupos de senderismo, te ofrecerá unas vistas panorámicas inigualables de las tierras malagueñas. 

Comprende más de dos mil metros de altitud y está en la comarca de La Axarquía. En invierno se cubre de nieve durante las primeras semanas. Si vas en otoño y primavera, los paisajes te encantarán. Y en verano no tanto, porque hay muy altas temperaturas.